N

 A

 B

 C

 D

 E

 F

 G

 H

 I

 J

 K

 L

 M

 N

 Ñ

 O

 P

 Q

 R

 S

 T

 U

 V

 W

 X

 Y

 Z

 

nacer
todos nacemos llorando y nadie se muere riendo
(F. 66).
Dicho popular que, en forma sentenciosa, significa lo que enuncia

naipe
naipe, tabaco, vino y mujer, echan al hombre a perder
(F. 116).
Refrán popular que dice lo que enuncia. Su sentido paremiológico está arraigado en la tradición paremiológica española de la que Rubio cita el siguiente refrán: "Baco, Venus y tabaco, dejan al hombre flaco".

nana
estátelo con tu nana, y no te lo mal emplees
(F. 5, 12, 21, 37, 64, 80, 90, 116, 122 y 132).
Dicho popular de tipo connativo exclamativa que se usa a guisa de aconsejo: lleva una vida tranquila y no te arriesgues.

nana
tras la nana va la hija, y el poncho que las cobija
(F. 37, 90 y 122).
Refrán popular que significa que la hija sigue los pasos de la madre y se moldea por la educación que recibe. Santamería explica su sentido paremiológico con este otro refrán: "puta la madre, puta la hija, puta la manta que las cobija". Tiene la forma de una descripción.

neblina
neblina en el cerro, seguro aguacero; neblina en el llano, seguro verano
(F. 90 y 116).
Refrán popular meteorológico que indica el clima según que la neblina esté en el cerro o en el llano. Este tipo de refranes son herederos de una viejísima tradición no sólo en los refranes españoles sino, en general, europeos. Casi cada lugar tiene algún dicho que no es sino una aplicación de este refrán. Dicen, por ejemplo, en Monterrey que "cuando el Cerro de la Silla tiene sombrero, es señal de aguacero". Variante: "neblina en el cerro, señal de aguacero; neblina en el llano, señal de verano" (F. 105).

necesitado
socorre al necesitado, y deja a Dios tu cuidado
(F. 37).
Refrán popular de origen religioso que significa lo que dice. Insta, en efecto, a socorrer al necesitado y abandonarse a la providencia de Dios. Tiene rima consonante entre sus dos partes.

necesitar
al que se le necesita, nada se le niega
(F. 35 y 116).
Refrán popular que sentencia que, ante todo, hay ayudar al necesitado si se trata de alguien a quien alguna vez se ha de necesitar. Hay asonancia entre sus dos partes.

necio
los necios dan los banquetes y los avispados se aprovechan de ellos
(F. 110).
Frase sentenciosa que significa lo que enuncia. Tiene poco valor paremiológico.

negocio
negocio platicado, negocio no arreglado
(F. 90 y 116).
Refrán popular que significa que no hay que andar platicando las gestiones que se están haciendo para concretar algún negocio porque esas pláticas echan a perder los negocios. La forma sentenciosa del refrán y su formulación absoluta dan fuerza a su enunciación sentenciosa.

negra
arañar a una negra, sólo un negro
(F. 90 y 116).
Dicho que sólo parece significar lo que dice.

niño
deje usted que el niño nazca, y él dirá quién es su padre
(F. 35, 90 y 116).
Dicho popular de índole interpelativa que se aplica a embarazos de mujeres solteras. Significa lo que enuncia. Rubio cita un par de refranes españoles alusivos que explican bien de qué se trata:"el hijo que sale al padre, saca de duda a la madre"; "si el hijo sale a la madre, de sospecha quita al padre". Variante: "que nazca el niño, y ya dirá quién es su padre" (F. 66).

niño
el que con niños se acuesta, que con su pan se lo coma
(F. 90).
Refrán popular que significa que el que con ninos se acuesta que se atenga a las consecuencias. De hecho, no es más que una variante del viejo refrán tradicional "el que con niños se acuesta cagado (mojado) amanece".

niño
el que desde niño es guaje, hasta acocote no para
(F. 90 y 132).
Refrán popular que significa lo que enuncia. Se basa en el sentido que tiene en el habla popular mexicana "ser guaje" en el sentido de ser tonto. Y, en general, "guaje" como sinónimo de "tonto". El refrán dice, entonces, que el que desde chico es tonto lo será también cuando llegue a viejo. Ya se ha explicado, por lo demás, "guaje" y "acocote" son términos usados por los pulqueros. Variante: "el que de niño es guaje, hasta acocote no para" (F. 66).

niño
niños y pollos, siempre comiendo y siempre hambrientos
(F. 66 y 90).
Dicho popular que expresa lo que enuncia. Tiene enunciación exclamativa.

niño
siempre contigo tu niño envuelto
(F. 90 y 116).
Dicho de maleantes que aconseja llevar siempre oculta en un periódico un arma blanca.

niño
vale más niño envuelto que escupidora
(F. 90 y 116).
Dicho de maleantes que significa que es mejor usar arma blanca (niño envuelto) que pistola (escupidora)

no
al no, ni los balazos entran
(F. 90 y 116).
Refrán popular que significa que cuando no se quiere algo de verdad no hay poder contra ello.

noche
de noche no se sabe si es indio o india
(F. 90 y 132).
Refrán popular que significa que de noche todo se confunde. Tiene el mismo sentido paremiológico que refranes como "de noche todos los gatos son pardos" o "de día es beata y de noche gata".

noche
no digas que de noche no, si hasta de día se puede
(F. 66 y 90).
Dicho popular de corte vulgar que significa. Simplemente, un "no me digas que no"

noche
no se puede andar de noche, porque es muy grande el viborero
(F. 49).
Refrán ranchero que, con una imagen rural, declara lo peligroso que es andar de noche.

nombre
en el nombre de Dios, ni el veneno hace daño
(F. 90 y 116).
Frase que popularmente se usa para animar a alguien a beber o comer algo que cree le hará daño.

nopal
al nopal lo van a ver, sólo cuando tiene tunas
(F. 8, 12, 49, 64, 71, 105, 109, 110, 113, 116, 119, 130, 132 y 133).
Refrán popular que se burla de quienes acuden a alguien sólo cuando tiene necesidad y van a pedirle algo. Tiene una enunciación exclamativa. Rubio cita una estrofa alusiva tomada del libro, El libro de los recuerdos, de Antonio García Cubas, quien en la composición titulada "Jarabe Tapatío"
Algunas de las variantes con que circula este refrán son: "al nopal lo van a ver, sólo cuando tiene tunas; menos ni se acuerdan de él" (F. 21); "al nopal lo van a ver, sólo cuando tiene tunas; si no, ni se acuerdan d'él" (F. 106); "al nopal lo vienen a ver, sólo cuando tiene tunas" (F. 5); "al nopal no lo van a ver, sólo cuando tiene tunas" (F. 80); "al nopal se le va a ver, sólo cuando tiene tunas" (F. 66 y 90); "no se visita al nopal, sino cuando tiene tunas" (F. 37).

norteña
de la norteña y la tapatía, la primera tuya, la segunda mía
(F. 90 y 116).
Frase regional de tipo exclamativo, probablemente originaria de Jalisco o sus alrededores, que declara las preferencias del enunciador por las tapatías sobre las norteñas. En fin, como dice un par de refranes sobre los gustos: "en gustos no hay nada escrito"; "en gustos se rompen géneros y en los colchones frazadas"; "en gustos y colores no discuten los doctores".

novia
la novia del estudiante, no es mujer del profesor
(F. 90 y 116).
Refrán popular que significa que los noviazgos estudiantiles no suelen convertirse en matrimonios de profesionistas. Se suele achacar al hecho de que un estudiante, al obtener el título profesional, llena su cabeza de tal humo que empieza a creerse mucho, mucho, tanto que la novia de antes se le hace muy poquita para él "y la deja plantada", dice Rubio. Variantes: "la novia del estudiante, nunca es la mujer del profesionista" (F. 12); "novia de estudiante, nunca esposa de profesionista" (F. 66 y 90).

nuera
una nuera inteligente, no puede cocinar sin arroz
(F. 110).
Frase